3 Joyas Nuevas del Rap Estadounidense #01: Psicodelia, Trip-Hop sucio y Dirty South.

Memphis Rap por un hijo prodigo sureño, Portishead en clave del sonido sucio underground y un trabajo colaborativo soñado para nerds Hip Hop.

De izq. a derecha: The Alchemist, Armand Hammer, Duke Deuce y Hus Kingpin.

Armand Hammer & The Alchemist — Haram [Backwoodz Studios]

The Alchemist fue el MVP del beatmaking en 2020 sin duda alguna. Produjo “LULU” para Conway The Machine, “The Price of Tea in China” para Boldy James y “Alfredo” para Freddie Gibbs. Tres trabajos de elite, cada uno con su identidad y beats inolvidables como ‘Calvin’, ‘Phone Bill’ o ‘Something to Rap About’. El duo Armand Hammer por su parte lanzó “Shrines”, otra placa implacable del pasado año, más aun si uno busca testimonios del pico de movilizaciones que hubo relacionadas al Black Lives Matter. billy woods hizo lo propio en un spinoff con Moor Mother llamdo “Brass”, potencial clásico de culto. Si vamos aun más para atrás no baja ni un poco el grado de los trabajos tanto del dúo de Elucid y woods como de Al. El conteo de discazos da para una tarde entera. Un cruce entre estas dos entidades monstruosas es tan inesperado como estimulante para las fantasías del oído.

Duke Deuce — Duke Nukem [Quality Control Music]

Aunque todavía no sea una afirmación segura, el autotune como constante parece haberse quedado en la década pasada. Si la mano invisible del mercado norteamericano es generosa con la variedad, el espectro que conocemos como trap va a seguir abriéndose para, además de su versión drakeana más pop, tender al drill por un lado y una vuelta al sonido original por otro. Duke Deuce es jefe en esa última línea de trabajo y cada vez toma más presencia, como lo prueba que el primer adelanto del ansiadísimo álbum de Isaiah Rashad sea un feat con él.

Hus Kingpin — Portishus [Independiente]

Hus Kingpin es un referente de larga data en el underground neoyorquino y su sonido más mugriento. Discos como “Cocaine Beach” y “End of a Decade” lo mantuvieron como un duro en los últimos años, pero con “Portishus” especialmente fue que le llegó una nueva tanda de público atraído por la premisa del álbum. Esto no solo es positivo para que siga aumentando la sustentabilidad del under, también funge como eslabón entre el Hip Hop y el Trip-Hop.

Medio digital de difusión, análisis y crítica musical. Nos dedicamos a pensar la música que te (y nos) gusta. A cargo de Agustín W., G. Barrionuevo y Nico Rojo.

Medio digital de difusión, análisis y crítica musical. Nos dedicamos a pensar la música que te (y nos) gusta. A cargo de Agustín W., G. Barrionuevo y Nico Rojo.