3 Joyas Nuevas de Reggaetón #01: Jhay Cortez, Rauw Alejandro y Sassyggirl.

Para rescatar el proceso de consolidación de la nueva generación del género, compartimos 3 grandes reinvenciones del reaggetón que dejó 2021.

De izq. a derecha: Rauw Alejandro, Sassyggirl y Jhay Cortez.

Los últimos años han implicado una renovación generacional en el reggaetón, lo que ha traído consigo fenómenos bastante interesantes: propuestas mucho más pulidas y mentadas, la reinvención de paradigmas de lo masculino y la diversificación de las tierras de origen de los discos más interesantes en la movida.

El 2021 fuimos testigos de un año inesperadamente lleno de nuevas invenciones en el género y en este nuevo 3 joyas rescatamos proyectos que merecen nuestra atención. Los siguientes tres discos tienen algo que ofrecerle al siempre popular pero no por eso menos interesante ritmo popularizado por Puerto Rico.

Sassyggirl — Intima [Agva Records]

Por Agustín Wicki.

El reggaetón argentino finalmente despegó. El generó pega en el país desde, como mínimo, ‘Gasolina’. Sin embargo, la producción autóctona hasta ahora ha sido escasa en relación con el nivel de rotación que tiene en fiestas y medios de comunicación. Esta década marca una suerte de comienzo oficial para un reggaetón nacional masivo, que ya no solo se cierne a las formas puertorriqueñas y colombianas (siendo Cazzu el mejor ejemplo local de ellas), sino que va más a lo local gracias a los productores y DJs detrás del turreo y el RKT, además del estrellato de L-Gante, que dificilmente sea el último.

A su vez, en el underground el neoperreo local suena cada vez mejor. Six Sex apareció como la revelación argentina del año, Sasha Sathya publicó su segunda placa, “L4 N1374 D3 L4 51RV13N74”, y Sassyggirl editó “Intima” bajo Agva, sello de electrónica siempre a la vanguardia.

La búsqueda es el ravetón, actualizando la búsqueda casi futurista de Dj Blass con contenido apto para los clubes alternativos de Iberoamérica. Dejando de lado el minimalismo que se acostumbra en el reggaetón, en “Intima” se le da mil vueltas al patrón sincopado de timbales. La fuerza de las percusiones varía de las más camufladas (‘Ravetón’) hasta las más fuertes (‘Guayoteo’), así como hay experimentación generalizada con juego de voces, samples y capas que le suman el valor anfetamínico.

Si uno hace un recuento de los temas que son hits en el álbum tiene que nombrárlos a todos. El equipo de productores es internacional e imparable: El Plvybxy, Merca Bae, Medio Cielx, Rattlesnakke, Genosidra, King Dou Dou, Brujjas Deejay y Niqt. Además hay apariciones de Sara Hebe, Dj Sustancia, Lizz, Tomasa del Real, NereidO y la misma Rattlesnakke. El mérito es de todos ellxs, pero principalmente del comando de Sassyggirl, su estilo trashy y su visión.

Rauw Alejandro — VICE VERSA [Sony Music]

Dimensión Vice Versa / Subjetividad crítica por @IsadoraCatalina

Desde hace unos meses que no logro dejar de escuchar el segundo álbum de Rauw Alejandro -Vice Versa- lanzado el pasado junio, un update al reggaepop, con un tracklist (14 canciones) redondo que funciona en sí mismo como una pieza y como individuos sin dudarlo.

Luego del primer disco “Afrodisiaco” (2020) un disco sin gran novedad a destacar, con la excepción de ‘Perreo Pesau’’, la única que suena memorable, a nivel personal, ya que esta es una crítica altamente subjetiva. Rauw Alejandro no parecía un artista a seguir o a escuchar con regularidad, con la excepción de las canciones con colaboraciones, que por cierto se sostienen bastante en los otros artistas (‘De Cora y Reloj’) hits momentáneos, pero no más que eso.

La Sorpresa: “VICE VERSA” hizo que me replanteara esa primera impresión e impulsarme a querer compartir mi experiencia, que sin dudarlo es un álbum que conquistó mi lista de Me Gusta. Una novedad a la escena y un notorio crecimiento artístico.

Comienza junto al hit rompe récords de ‘Todo de Ti’, que desde su lanzamiento no me parecía atractivo ni me llamó la atención más allá del éxito que obtuvo, lo simple y efectiva que resulta y suena esta canción. El videoclip le suma bastantes puntos, pero ya hablaremos de esto luego. Un inicio liviano, con letras entretenidas, “políticamente correcta” y sin pretensiones. Hasta ahí, vamos tranqui. Relájate que esto mejora considerablemente.

Avanzamos hacia ‘Sexo Virtual’, que es sin duda una versión contemporánea de ‘Web Cam’ de Farruko, un bellakeo online, muy propio del sexting. “VICE VERSA” nos va narrando una historia de enamoramiento y sobre las primeras etapas del amor, ejemplo de aquello es ‘Nubes, 2/Catorce oAquel Nap ZzZz’, letras con contenido romántico, bailable y respetuoso, declaraciones de amor que ya sabemos para quien fueron escritas.

Destacando que varias de sus canciones son tendencias en TikTok, ejemplo de esto es la canción ‘Cúrame, un respiro al género que fluye y sostiene en solitario, y que por supuesto dan ganas de bailarla cada vez que aparecen en el feed. Es importante destacar que solo cuatro canciones cuentan con colaboraciones, Anitta y Tainy quizás los más importantes de estas. “Vice Versa” es un álbum personal con giros inesperados como ‘Aquel Nap ZzZz’, o ‘Cosa Guapa con un breakbeat hacia la electrónica, o ‘¿Cuándo Fue?’ una muy entretenida canción que podría pertenecer a algún soundtrack, o la canción tributo al género ‘La Old Skul’, mi favorita por las citas y culto a Daddy Yankee, una delicia para lxs amantes perreo de la vieja escuela, pero actualizada a nivel de temática, que se agradece.

Vice Versa” entrelaza el equilibro de temáticas ya conocidas para el género como lo es el amor y sexo, pero con mucho sentimentalismo traducido en una jerga renovada y contextualizada.

Narra las vicisitudes, la euforia y los sinsabores de esas historias de amor que te cambian la vida para siempre. Es un disco muy personal”, admite el cantante puertorriqueño en su cuenta de Instagram.

El disco se permite jugar y experimentar con las influencias de otros géneros musicales, navegando entre instrumentos quizás poco escuchados en este sector de la música, fusiones electrónicas/House, complementado con citas y samples duros, pop chilling y un contexto contemporáneo fresco. ¿Es acaso mi disco reggaetonero favorito del año? Por lejos el que más he escuchado.

Un confesionario emocional hecho canción, una obra maestra del género urbano”, Señalado en el comunicado de prensa de Sony Music, casa disquera.

A nivel visual y del concepto del álbum, este juega con las influencias de los juegos y fiestas de carnavales americanos, pero solo a nivel estético, ya que a nivel audiovisual es una mezcla de referencias, temáticas diversas y estilos visuales.

Todo de Ti’ con más de 417 millones de visualizaciones, nos relata el lado más romántico pop y americano del artista, entrando en un personaje completamente diferente a lo que estamos acostumbradxs a ver. Lejos del cliché del protagonista rodeado de mujeres y lujos exagerados, Rauw se muestra de manera “natural/cercana”, un tanto más sencillo y humorístico enfrentándose a una pelea de baile sobre patines.

Sexo Virtuales otra cosa muy diferente al anterior, entendiendo los grandes referentes estéticos para esta pieza, como lo son ‘Diva Virtual de Don Omar, ‘Virtual Insanity de Jamiroquai y Matrix. Este videoclip posee citas textuales, que para quienes amamos el mundo audiovisual, resulta muy entretenido y gratificante. A su vez, ‘Cúrame’, con más de 30 millones de visualizaciones, continua con la narrativa de contar una historia, pero esta vez de manera más conceptual y artística.

En estos tres videos, Rauw Alejandro juega con la actuación y se atreve a bailar coreografías grupales y en solitario, aspecto positivo a la hora de un showman integral, alejándolo de sus compañeros del reggaetón con este aspecto más gánster, y acercándolo hacia cantantes o divos del pop como Justin Timberlake.

El álbum es aún mucho más de las canciones ya expuestas, como lo son ‘Desenfocao’, ‘¿Y eso?, ‘Tengo un Paly ‘Brazilera’, tracks que, si bien no son a mi parecer los más fuertes, no sobran en lo absoluto. “Vice Versa” no teme a jugar con los efectos, a desligarse de los estereotipos de su escena artística y a fortalecer los lazos con el pop y el inglés.

Ahora a la pregunta es si esta evolución es progresiva o solo un acierto, pero lo que, si es un acierto, es que la espera será ansias y con Vice Versa como un constante de mi playlist.

“Hace unos días me caí del cielo

Tu no eres ella, pero te deseo

Quédate cerca de mi, Ven cúrame esta noche…Y aunque sea mentira, Quiéreme esta noche…

Cúrame’ — Rauw Alejandro.

Jhay Cortez — Timelezz [Universal Music]

Por González Barrionuevo.

Jesús Nieves Cortez, conocido popularmente como Jhay Cortez, ha sido uno de los nombres más interesantes de la nueva camada de reggaetoneros jóvenes que dejó la década pasada. Luego de una saga de años bastante deslucidos para el género, el quinquenio más reciente ha traído el ascenso de nombres como Bad Bunny, Myke Towers, el anteriormente nominado Rauw Alejandro, Mariah Angeliq y, por supuesto, Jhay Cortez; todos ellos consolidados como la nueva generación de la isla de PR y sus cercanos culturales.

Este grupo de artistas, que pasaron de ser notables excepciones a convertirse en la regla, han sido vitales en la recuperación comercial y de calidad que ha tenido el reggaetón en el presente, devolviendo al boom-ch-boom-chick (“tumpa tumpa” dirán otros) a la titularidad de la música popular.

Ahora bien, lo interesante dentro de la propuesta de JhayCo, en particular, es la capacidad de entender y sentir la esencia de la vieja escuela, cosa que lleva a que su música palpite de la misma forma en que lo hacía el reggaetón en la época añorada del mismo. A veces lo hace de maneras demasiado evidentes (y, por tanto, menos vistosas), como las citas y homenajes a canciones que registran ya cerca de dos décadas de existencia. Pero cuando encuentra métodos más sutiles para comunicar su placer en recuperar una época que ya no existe, brilla como pocos han sabido hacerlo.

Ajeno de la cita, recursos desgastado de la recursividad en el reggaetón, tanto la producción como la escritura en “Timelezz” son capaces de reinterpretar sutilmente el reggaetón, uniendo las sensibilidades contemporáneas y las percusiones sintéticas con homenajes evidentes pero delicados al proyecto de “Los Rompe diskotecas” de Héctor “el Father”, a las producciones picantes de Nelly, la mente maestra, al imponderable himno ‘Dile’, de Don Omar, entre otros hitos relevantes de la historia de la música boricua.

Sólo por esa capacidad de sentipensar profundadamente el género, Jhay Cortez pasa de ser la sombra de monstruos más grandes que él (como mostró gráficamente lo eclipsado que se vio en el remix de su hitazo ‘No me conoce’), a ser una figura que brilla con luz propia y se resguarda en el respeto de sus colegas.

--

--

Medio digital de difusión, análisis y crítica musical. Nos dedicamos a pensar la música que te (y nos) gusta. A cargo de Agustín W., G. Barrionuevo y Nico Rojo.

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Lúcuma

Lúcuma

Medio digital de difusión, análisis y crítica musical. Nos dedicamos a pensar la música que te (y nos) gusta. A cargo de Agustín W., G. Barrionuevo y Nico Rojo.