3 Joyas del Hard-Rock #1: Argentina en los 70s.

Lo que hicieron Luis Alberto Spinetta, Miguel Cantilo y Pajarito Zaguri inspirados por Led Zeppelin.

De izq. a derecha: Miguel Cantilo, Pajarito Zaguri y los Pescado Rabioso.

Pescado Rabioso — Desatormentándonos (1972) [Talent-Microfón]

Pescado Rabioso fue lo primero que conocí de Spinetta por fuera de sus temas más comerciales y quedé maravillado porque era algo que buscaba en mi adolescencia temprana. Desatormentándonos me llegó gracias a un amigo que pidió que baje en mi celular el tema Post-crucifixión para mandárselo. Nunca había escuchado antes esa versión de Spinetta.

Miguel Cantilo y Grupo Sur — Miguel Cantilo y Grupo Sur (1975) [Trova]

Miguel Cantilo fue una figura crucial para el rock argentino desde fines de los 60s hasta principios de los 80s. No se suele rescatar todos sus aportes, a pesar de que haya sido uno de los que mejor representó el hippismo en Argentina con su duo de folk, Pedro y Pablo (junto a Jorge Durietz), y hasta fue pionero del new wave local junto a Punch. Ya con esos dos proyectos debería bastar para que tenga su lugar en el panteón de rockeros de las primeras etapas, las anteriores al fin de la dictadura militar que duró del ’76 al ’83. Sin embargo, incluso hay algo más, un disco poco conocido que podría ser el mejor del hard rock nacional: “Miguel Cantilo y Grupo Sur”.

Piel De Pueblo — Rock de las Heridas (1972) [Disc Jockey]

Según muchas versiones ‘Rebelde/No Finjas Más’ de Los Beatniks, la banda que lideraban Moris y Pajarito Zaguri, fue el primer single del rock argentino. Zaguri es el gran pionero no reconocido del rock local. Menos bohemio que Javier Martínez, no tan universal como Moris, poco cool lado de Tanguito y bien lejos de la consistencia de Litto Nebbia. Pajarito salió perdiendo en la repartija de reconocimiento y, siendo sincero, no es que su catálogo sea particularmente genial, lo que hace difícil reivindicarlo a lo grande. Sus composiciones y su calidad interpretativa eran rústicas a comparación de sus colegas, para quienes el paso de los 60s a los 70s habá sido mucho más fluido.
En sus bandas Los Náufragos y La Barra de Chocolate quedaban muchos dejos del beat y rock and roll que eran considerados música complaciente para el momento. Rockal y la Cría tampoco fue un proyecto sorprendente y su debut, “Pajaro y la Murga del Rock And Roll”, llegó recién en el ’76, con la misma línea bluesera típica. Sus álbumes se han ganado cierto aprecio en el nicho más por la personalidad e importancia histórica de Zaguri que por el contenido de la música en si, que es solo para amantes del estilo (salvo gratas excepciones). Sin embargo, hay un disco que podría considerarse su clásico, al menos de culto, y ese es “Rock de las Heridas” de Piel de Pueblo.

Medio digital de difusión, análisis y crítica musical. Nos dedicamos a pensar la música que te (y nos) gusta. A cargo de Agustín W., G. Barrionuevo y Nico Rojo.

Medio digital de difusión, análisis y crítica musical. Nos dedicamos a pensar la música que te (y nos) gusta. A cargo de Agustín W., G. Barrionuevo y Nico Rojo.